Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos

CTERA CTA
Facebook Youtube Contacto
21/03/2012

Una concentración popular acompañó el inició del juicio de la «Causa Harguindeguy»

Las audiencias del juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar en Concordia, Concepción del Uruguay y Gualeguaychú, comenzaron hoy en los Tribunales Federales de Paraná. AGMER estuvo en la concentración para acompañar a familiares y testigos.

AGMER provincial asistió hoy a la concentración en calle 25 de Mayo, donde gran cantidad de gente se convocó para acompañar a las víctimas, querellantes y familiares. Muchos militantes, familiares y allegados a las víctimas llegaron desde Concordia, Concepción del Uruguay y Gualeguaychú para seguir las instancias del juicio. En la causa que se conoce como Causa Harguindeguy, hay nueve represores imputados; 30 víctimas y 199 testigos, y se estima que se extenderá durante 7 a 9 meses.

En el inicio hubo demoras, ya que no compareció Ramón Díaz Bessone. El represor debía ser llevado desde su casa hasta el Consejo de la Magistratura de Buenos Aires, desde donde se seguirá el juicio por videoconferencia, pero el Servicio Penitenciario y Gendarmería no lo encontró en su domicilio. Ante esa situación, la querella pidió su detención; mientras que la defensa solicitó la suspensión momentánea del juicio.
Tras un cuarto intermedio, el Tribunal ordenó un allanamiento en el domicilio de Díaz Bessone y su inmediata detención, para luego continuar el debate con la lectura de los requerimientos de elevación a juicio.

En tanto, el ex ministro del Interior de la dictadura y principal imputado, Albano Harguindeguy –que enfrenta por primera vez un juicio en su contra-, no concurre a las audiencias porque el Tribunal Oral Federal local lo autorizó a seguir el debate por videoconferencia desde el Consejo de la Magistratura de la Nación.

Mientras se esperaba el inicio de las audiencias, desde la Secretaría de Prensa de AGMER hablamos con el abogado penalista Arturo Goldstraj, co-querellante junto a la Dra. María Isable Caccioppoli, en representando a Estela Solaga de Moreno, hermana de un joven desaparecido.

El profesional recordó que el juicio que hoy comenzó en Paraná, es “una megacausa que no nace hoy. Viene precedida por una prolongadísima y profusa instrucción., de modo que no hay porqué esperar grandes sorpresas. Se va a ventilar nuevamente acá, en el debate, gran parte de la prueba que ya se produjo en Instrucción”.

En líneas generales –afirmó Goldstraj- el juicio “no se va a apartar de la normalidad y usualidad de casi todos los juicios orales que se tramitan en el país”, y consideró que justamente “esa es una de las grandes virtudes del procedimiento en Argentina, que es casi inédito en el mundo: esta clase de delitos, pese a su excepcionalidad, son juzgados bajo el régimen común de todos los ciudadanos. Obviamente con todas las garantías, no es necesario decirlo, pero con los mismos trámites, circunstancias y características de todos los juicios orales que se realizan en el país”.

Al ser consultado respecto de los tiempos procesales, el penalista evaluó que el juicio se extenderá durante siete meses hasta llegar a la etapa de alegatos. “Se podría decir que a los 9 meses va a nacer el chico; difícilmente se arribe a una sentencia definitiva antes de ese lapso”, precisó.

En ese sentido, Goldstraj comentó que “las causas se pueden acelerar dentro de cierto límite”. Sin embargo, en virtud de la magnitud de estos procesos, consideró: “Hay que tomar las cosas con una filosofía historicista, existencial: si hemos tardado mas de 30 años en poder estar en condiciones de dilucidar estas cuestiones que todavía son una herida abierta en el país, el tiempo que duren, si tienen que dilatarse poco más o menos deben cumplirse con su tiempo, madurar lo que tienen que madurar. Igual en este caso ya estamos llegando a una etapa definitiva”.

 

La noche del mimeógrafo

 

Eduardo Ojeda integra la Comisión Memoria, Verdad y Justicia, de Concepción del Uruguay, que llegó a Paraná junto a otras organizaciones para acompañar a querellantes y testigos.

La causa Concepción del Uruguay versa sobre lo sucedido una madrugada de julio de 1976, cuando varios jóvenes militantes de la UES fueron detenidos, secuestrados y torturados en dependencias de la Policía de Concepción del Uruguay.

Ojeda asegura que, con toda la gravedad de ese episodio, el caso “prácticamente había ido a parar al basurero de la historia”. Recién en los últimos años –afirma- “se ha ido construyendo una memoria en torno a este hecho a partir de la posibilidad de recuperar los juicios por la anulación de las leyes de impunidad”.

En esa reconstrucción, el referente de la Comisión por la Memoria, destaca que fue “emblemática la colocación de una placa en dependencias de la Policía Federal, donde se designa a este espacio como centro clandestino de detención. Eso fue en noviembre del año pasado, con un impacto muy importante en la opinión pública uruguayense”.

En ese camino, surgió en el marco de una asamblea de organizaciones, la inquietud de uno de los querellantes respecto de cómo denominar lo sucedido aquella madrugada en la histórica. “Se nos ocurrió entonces llamarla La noche del mimeógrafo, porque los jóvenes estaban esa noche buscando un mimeógrafo para imprimir volantes y difundir actividades que hacían desde el centro de estudiantes. Parece menor. Pero también es poarte de la construcción de un relato el poder darle un nombre”, reflexiona.

 

 

Presencias

 

Cortando la avenida, estuvieron entre otras agrupaciones, Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia, contra el Olvido y el Silencio (HIJOS) Paraná, la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), la Juventud Peronista (JP) La Gloriosa de Concordia, la Agrupación Coraje de la misma ciudad, La Cámpora Paraná, , La Colectiva, el Colectivo de Derechos Humanos de Ayer y de Hoy. Estuvieron también el director de Industria y Pyme, Aldo Bachetti; el ex subsecretario de Derechos Humanos y particular damnificado en la causa de Concepción del Uruguay, Roque Minatta; el abogado de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, José Iparraguirre; la subsecretaria de Derechos Humanos, María Luz Piérola; el referente de HIJOS Paraná, Julián Froidevaux; el ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez; el ministro de Gobierno, Adán Bahl; el secretario de Justicia, Rubén Virué; los diputados Martín Uranga y Leticia Angerosa; la subsecretaria de Derechos Humanos de Paraná; Florencia Amore; y el vicenintendente de Gualeguaychú; Carlos Caballier.

 

El proceso reúne tres causas por delitos de lesa humanidad

 

Los imputados son Albano Harguindeguy, Los otros son Ramón Genaro Díaz Bessone –el único con condena hasta el momento–, Naldo Miguel Dasso, Juan Miguel Valentino, Santiago Carlos Hector Kelly Del Moral (los cuatro del Ejército); Francisco Crescenzo, Julio Cesar Rodríguez (ambos de la Policía Federal); Juan Carlos Mondragón y Marcelo Alfredo Perez (Policía de Entre Ríos).

CONCORDIA

En Concordia, las víctimas de los hechos fueron: Sixto Francisco Salazar, Julio Alberto Solaga y Juan José Durantini. Tanto Salasar como Solaga continúan desaparecidos. El centro clandestino de detención funcionó esencialmente en el Regimiento de Caballería, a cargo del entonces teniente Coronel Naldo Miguel Dasso.

Los imputados son Harguindeguy, Díaz Bessone y Dasso.

 

CONCEPCION DEL URUGUAY

 

Son víctimas de los hechos que se investigan en Concepción del Uruguay: Cesar Manuel Román, Juan Carlos Romero, Víctor Alberto Baldunciel, Juan Carlos Rodríguez, Roque Minatta, Hugo Mario Maffei (fallecido) y José Pedro Peluffo, todos estudiantes secundarios y militantes de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES).
Además, Carlos Atilio Martínez Paiva, Carlos Horacio Valente (fallecido) y Juan Domingo Santamaría eran militantes de la Juventud Peronista (JP) y también fueron llevados a la misma delegación. Jorge Orlando Felguer y Hugo Emilio Angerosa fueron secuestrados por el Ejército en Gualeguaychú y llevados a la Delegación de la Policía Federal de Concepción del Uruguay.
Cesar Rubén Arrigo, Carlos María Urquiza, Héctor Raúl Respaud, Carlos Julián Cáceres, Jorge Guillermo Aldaz, Juan Eduardo Casaretto, integraban la Comisión Directiva del Sindicato de Luz y Fuerza.

Por delitos de lesa humanidad los imputados son Harguindeguy, Díaz Bessone, Valentino, Crescenso, Rodríguez y Massaferri.

GUALEGUAYCHÚ

Son víctimas de los hechos que se investigan en Gualeguaychú: Oscar Alfredo Dezorzi, Norma Beatriz González, Víctor Carlos Ingold, Héctor Rodríguez, Félix Donato Román, Enrique Roberto Zapata, Emilio Raúl Martinez Garbino y Jaime Gustavo Martinez Garbino.
En esta causa los imputados son Harguindeguy, Díaz Bessone, Valentino, Dasso, Kelly Del Moral, Mondragón y Pérez.

Noticias de otros medios
Legislación
Concursos
Listados
Protocolos de actuación para docentes
Movimiento Pedagógico Latinoamericano
Instituto de investigaciones y estadísticas

Afiliate a AGMER

Suscríbase a nuestro resumen de noticias

Click aqui

Materiales para trabajar

ASOCIACIÓN GREMIAL DEL MAGISTERIO DE ENTRE RÍOS
PERSONERÍA GREMIAL: RES. 505/93
TEL.: (0343) 422-6258 / 4318375 EMAIL: AGMER@AGMER.ORG.AR
ALAMEDA DE LA FEDERACIÓN 114 (3100) PARANÁ - ENTRE RÍOS
Mesa de Entradas: lunes a viernes, de 8 a 16 hs.